domingo, 29 de abril de 2012

*Reseña* Heaven

Título: Heaven "Ciudad de las hadas".
Autor/a: Christoph Marzi.
Editorial: San Pablo. 


Sinopsis:
Londres es una ciudad grandiosa. Y sobre los tejados de Londres es donde David ha hallado su segunda casa. Allí arriba se siente con la fuerza necesaria para ahuyentar las sombras de su pasado. Hasta que un día de invierno se topa con una joven de tez oscura, que desbarata toda su manera de entender la vida. Su nombre es Heaven. Es guapísima y afirma que dos maleantes acaban de robarle el corazón. Antes de que David pueda darse cuenta de dónde se mete, ya está acompañándola en una huida frenética que los llevará a descifrar el misterio de ese trozo de cielo que ha desaparecido de la ciudad. Y también, a comprender que el amor implica siempre sacrificios.

Mi opinión:
Este  fue un libro que me gustó, pero me resultó raro, tuve un poquito de cacao mental porque mezcla muchas cosas... Fantasmas, libros, barcos, cyber-cafés... ¡hadas! ¿hadas? ¿¡HADAS!? Sí, hadas... La verdad, es que en este aspecto no entendí el libro... Hay cosas tan extrañas en él.
Pero cuando empiezas a coger de qué va la historia, el caso es que te gusta (¡anda!).
Dos adolescentes muy distintos, cuyos caminos se cruzan y deciden ayudarse. 
En este libro no hay un amor apasionado, dado que no tienden a demostrarse lo que verdaderamente sienten, y por mucho que esté catalogado como "juvenil" podría encajar en un catálogo de "infantil" porque es lo que verdaderamente me pareció.
Sin embargo, no me arrepiento de haberlo leído, porque me hizo pasar un buen rato, fue una historia tierna y entretenida, de la que no hay mucho que decir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Podeis expresar vuestra opinión libremente siempre que tengáis respeto hacia mi trabajo con el blog y el resto de lectores. Educación, pues cada comentario malintencionado será automáticamente borrado.
Además, prefiero que dejéis enviéis spam en mi mail, en lugar de ponerlo en el comentario.
¡Os leo!

“La voz de uno nunca debe estrangular los pensamientos propios ni ahuyentar los ajenos.” - Elizabeth de Austria (Sissi)