viernes, 12 de octubre de 2012

*Reseña* Percy Jackson y el ladrón del rayo.

Título: Percy Jackson I "El ladrón del rayo".
Autor/a: Rick Riordan.
Editorial: Salamandra. 



Sinopsis:
¿Qué pasaría si un día descubres que, en realidad, eres hijo de un dios griego que debe cumplir una misión secreta? Pues eso es lo que le sucede a Percy Jackson, que a partir de ese momento se dispone a vivir los acontecimientos más emocionantes de su vida. Expulsado de seis colegios, Percy padece dislexia y dificultades para concentrarse, o al menos ésa es la versión oficial. Objeto de burlas por inventarse historias fantásticas, ni siquiera él mismo acaba de creérselas hasta el día que los dioses del Olimpo le revelan la verdad: Percy es nada menos que un semidiós, es decir, el hijo de un dios y una mortal. Y como tal ha de descubrir quién ha robado el rayo de Zeus y así evitar que estalle una guerra entre los dioses. Para cumplir la misión contará con la ayuda de sus amigos Grover, un joven sátiro, y Annabeth, hija de la sabia Atenea.
El ladrón del rayo da comienzo a una apasionante serie de aventuras sobre un mundo secreto, el mundo que los antiguos dioses griegos han recreado a nuestro alrededor en pleno siglo XXI.

Mi opinión:
Empecé el libro con un montón de expectativas, en cuanto lo vi en la librería, me lancé a por él sin pensarlo, sólo ojeando la sinopsis, porque como había oído hablar tantas maravillas sobre él, que parecíamos viejos conocidos. 
Y tengo sentimientos contradictorios sobre este libro, porque por una parte me ha gustado mucho y por otra se me ha hecho algo pesado. Pero hablemos de las partes geniales que tiene el libro antes de sacar su punto débil.
Mitología, mitología en todas partes. Tan solo por el hecho de lo mucho que vas a aprender sobre las creencias de los antiguos griegos merece la pena leer el libro. Y el que la novela esté ambientado en el mundo contemporáneo lo hace aún mejor.
Percy, protagonista y narrador, es un chico relativamente normal hasta que descubre que es un semidiós. Se traslada al único lugar seguro para él: el campamento Mestizo. Allí, hará amistades y también se meterá en algún que otro lío antes de que le encomienden su importante misión.
Uno de los detalles más interesantes del libro, es que está redactado de tal manera que de verdad parece que lo ha escrito alguien con doce años. Y es muy curioso porque te hace sentir mucho más cerca de la historia y del protagonista. 
El resto de personajes, también son interesantes, tienen un motivo para estar en la historia de manera que todo encaje a la perfección según se desarrolla la trama.
Los pequeños detalles que el autor proporciona hacen la historia divertida y entrañable, como por ejemplo, la comida azul, la gorra de invisibilidad, las descripciones sencillas de cada lugar que están pisando los protagonistas...
No me ha parecido que tenga un ritmo muy rápido en su mayoría, pero la parte del desenlace es acelerada y emocionante.
La perspectiva que aporta Rick Riordan sobre la cultura griega me ha fascinado casi tanto como su forma de narrar, pero he de criticar que abusó de la palabra "chungo" y hubo algún momento en el que me aburrí, pero se perdonan unas cosas por otras ¿no creéis?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Podeis expresar vuestra opinión libremente siempre que tengáis respeto hacia mi trabajo con el blog y el resto de lectores. Educación, pues cada comentario malintencionado será automáticamente borrado.
Además, prefiero que dejéis enviéis spam en mi mail, en lugar de ponerlo en el comentario.
¡Os leo!

“La voz de uno nunca debe estrangular los pensamientos propios ni ahuyentar los ajenos.” - Elizabeth de Austria (Sissi)